¿Cómo enfrentarse al cambio climático desde la arquitectura?

14758361290682

¿Cómo enfrentarse al cambio climático desde la arquitectura?

“Tenemos que empezar a repensar los proyectos, cambiar la metodología de trabajo e incluso tener en cuenta la fase de demolición”, dicen los expertos

Nadie duda ya de la existencia del cambio climático y de que es la actividad humana la principal causa de este calentamiento global. Un reto a superar donde cobra especial protagonismo la edificación, que continúa sin una agenda propia a partir de la cual afrontar los principales desafíos.

Tampoco se pone en duda que un futuro cercano se precisarán recursos para construir los edificios que deben satisfacer la demanda de habitabilidad y, sin embargo, hoy existen fuertes limitaciones ambientales, entre ellas el cambio climático, pero también locales, como el agua.

“Con las tendencias actuales, el sector de la edificación producirá en 2050 todas las emisiones de C02 globales que permite para ese año el escenario de aumento de 2ºC de temperatura”, ha apuntado Dolores Huerta, secretaria técnica de Green Building Council España (GBCe), en el transcurso de la jornada Sostenibilidad y cambio climático que, coincidiendo con la Semana de la Arquitectura, ha organizado el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (Coam).

Estos datos, avalados por el Informe Visión Global, apelan a un cambio de curso en la edificación, un sector definitivamente urbano. “En este sentido”, según Huerta, “España tiene como reto conseguir que las edificaciones de nueva planta sean de consumo de energía casi nulo porque la ciudad del futuro será muy parecida a los edificios que tenemos hoy”.

Pero, ¿cómo lo hacemos? Para el GBCe, promover la eficiencia energética mediante el uso racional de la energía y la implementación gradual de fuentes alternativas son las principales estrategias para revertir el cambio climático. “Tenemos que empezar a repensar los proyectos, cambiar la metodología de trabajo”, ha destacado su secretaria técnica, para quien “desde el momento en que se proyecta un edificio debemos tener en cuenta la fase de demolición para así comprender su ciclo de vida”.

Herramientas de certificación de edificios

Con estas premisas, el GBCe ha desarrollado herramientas de certificación de edificios que permiten al proyectista saber en qué campos debe actuar para diseñar inmuebles sostenibles y al promotor conocer cuál va a ser el comportamiento de este tipo de edificio y los costes asociados al mismo. Y todo ello para que a su vez el usuario sepa qué prestaciones le ofrece la vivienda que va a habitar. Así, destacan la herramienta Verde o HERA, de evaluación de rehabilitación ambiental en el entorno residencial. Certificaciones que se unen a otras existentes en el mercado, como LEED o BREEAM.

Asimismo, “tenemos en desarrollo la herramienta PARAE, un proyecto que cuenta con la colaboración del Ministerio de Fomento, y que permitirá conocer las estrategias a seguir en materia de rehabilitación energética de edificios, en un principio terciarios”, ha adelantado Paula Rivas, responsable de certificación de GBCe, durante la misma jornada.

Madrid 0,0

Aunque hay herramientas de evaluación de edificios, construir de una forma sostenible implica adoptar una serie de parámetros como es la adaptabilidad climática. En este terreno, uno de los proyectos, que está en proceso de licitación para empezar a construirse en enero, es Madrid 0,0, una promoción inmobiliaria en Torrejón de Ardoz, resultante de un concurso público convocado por la Fundación Coam y Solvia, la inmobiliaria de Banco Sabadell, y que está siendo liderado por el estudio de arquitectura Ruiz-Larrea & Asociados.

Esta promoción de 98 viviendas se basa, según Gorka Álvarez, director de diseño de este estudio, en la consecución de una demanda energética mínima para dar respuesta a las necesidades de confort de cada usuario. ¿Cómo se consigue? Incorporando al edificio tres pieles que se adaptan a las condiciones climáticas durante las distintas épocas del año y que el propio usuario puede ir moviendo al tiempo que configura diferentes espacios (terraza en verano o estancia que se gana al salón en invierno).

Este edificio contará con un sistema de geotermia profunda como fuente alternativa y una chimenea solar, ha explicado también Miguel Díaz, director del laboratorio de investigación RLAB de Ruiz-Larrea, durante la jornada “Sostenibilidad y cambio climático”. Una promoción que además se proyecta siguiendo las pautas de los certificados medioambientales ViveCoam y BREEAM.

El compromiso de los profesionales por la construcción sostenible les ha llevado también a crear un grupo de trabajo abierto denominado Los arquitectos ante el cambio climático, que pretende “sensibilizar al resto de compañeros ante una realidad cada día más insostenible y que requiere de la inteligencia colectiva de todos nosotros, para afrontar el cambio climático y tomar soluciones, pensando a escala global para luego actuar a escala local”, ha recalcado Patricia Fernández, vocal del Coam.

http://www.elmundo.es/economia/2016/10/07/57f76d5ae5fdeae0608b45f8.html

No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.